22 de septiembre de 2017

TRENDY FRIDAY: El comeback de la polémica Minifalda y una reflexión contemporánea



Haciendo algo de research para escribir este post me encontré las opiniones más odiosas sobre esta prenda. Y me puse a reflexionar sobre las ridículas implicaciones que puede tener un pedazo de tela cortada y cosida de cierta manera. 
Lo único que parecen tener en común Hugh Hefner y Woody Allen es identificar a la mini falda como la representación máxima de lo sexy. Iconos femeninos desde Katharine Hepburn a Emma Watson la tachan de represiva. Y sin embargo, con muchos terrenos ganados para la mujeres y muchas luchas aún por batallar, la moda propone el comeback de la mini falda.






Pero vale la pena recordar que las faldas se acortaron por primera vez en la década del 20’, una época de cierta apertura en cuanto a las libertades femeninas. Luego en los ‘60 se convirtió en el uniforme de jóvenes activistas que luchaban por la igualdad. 









Hoy no quiero escribir sobre cuáles son los mejores tejidos o cómo combinarla. Prefiero detenerme en la triste realidad de que como latinas tenemos que pensar dos veces antes de salir a la calle llevando una. Y no se trata de exponerse. Se trata de entender que son ellos los que se tienen que acostumbrar, con respeto, a que nos pongamos lo que nos dé la gana. Sin importar cuán corto o provocativo sea. 
Decidí qué simboliza para vos; y llevala con la cabeza en alto. 







Xoxo desde Barcelona
Vale 
@v_forvalentine 

Fuentes: vogue / vogue.fr / whowhatwear / styledumonde / ig

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Solo aceptamos opiniones libres, gracias por participar!!!