PRÓXIMO 27.09.17

PRÓXIMO 27.09.17
MAIL A INFO@RUBIAMALA.COM

9 de mayo de 2017

LECHES VEGETALES, ¿SON BUENAS O NO?




Hoy vamos a hablar un poco de las leches vegetales, para que te animes de una vez por todas a incorporar en tu dieta diaria estas leches que son nutritivas, riquísimas y super saludables. Te aseguro, ¡que no te vas a arrepentir! Yo las amo y las he incorporado en mí día a día, y realmente me encantan, es más, ya no compro leche de vaca en mi casa porque las leches vegetales la han suplantado totalmente. 
Además hay otro factor a tener en cuenta, que es que a muchos de nosotros no nos sienta nada bien la leche tradicional. ¿Qué pasa entonces? ¿Vamos a abandonar el placer de tomar un rico capuccino? Claro que no, yo sin una buena taza de café con leche ¡no puedo arrancar mi día! 

Vayamos entonces, ya mismo a incorporar en nuestra vida estas leches vegetales que no pueden más de deliciosas. 

Si elegimos ir por estas leches vegetales, vamos a ver que en el supermercado existen un montón de leches vegetales, siendo su oferta cada vez más amplia (en todos los super grandes se encuentran, inclusive algunos mercaditos chicos y estaciones de servicio), surgiendo la interrogante de que leche elegir entre tanta variedad y opción. 

En base a esa interrogante, es que recurrí a consultarle a la Licenciada en Nutrición Lucía Arocena (la encuentran en Instagram como @esenciabylu, y en la web www.esenciabylu.com), para que me dé una mano sobre cuál leche elegir al momento de comprar o preparar una. 


Lucia me aconsejo que al seleccionar una alternativa de leche vegetal se debe de considerar primero qué metas uno tiene. ¿Estás intentado aumentar tu ingesta de proteínas? ¿Querés bajar o subir de peso? ¿Simplemente querés cambiar? En base a tu respuesta, es que podrás ir dirimiendo cuál es la más adecuada para vos, debiendo por supuesto analizar las propiedades de cada una de estas leches veggies.

Por ello vamos a pasar a hablar, de las leches veggies más comunes, pero vos no te limites y seguí investigando y probando su gran variedad. 


1. Leche de almendras:


La leche de almendras es una muy buena alternativa, dado que es baja en calorías, con un rico y suave sabor, y con una consistencia muy similar a la de la leche de vaca. Por lejos mi preferida, me encanta ese sabor especial que tiene, además de que es muy fácil de digerir, es rica en calcio y magnesio por lo que es alcalinizante (cuando es fresca). Esta leche también es fuente de hierro y vitamina E.


2. Leche de Soja:

La leche de soja fue de las primeras en aparecer en la góndola del supermercado. Es la que tiene la mayor cantidad de proteínas, tiene todos los aminoácidos esenciales y, en ese aspecto, es comparable con la leche de vaca. Es muy útil para cocinar, se puede utilizar como sustituto de la leche de vaca en casi cualquier receta. 

Es una leche muy rica en antioxidantes, calcio, fósforo y vitaminas. Estudios demuestran que el consumo de soja puede ser un factor protector para el cáncer de mama y para reducir los síntomas de la menopausia. 

Es importante aclarar que la soja es un alimento muy controversial porque ha sido muy modificada genéticamente por lo que, si la consumís, te recomiendo que elijas una leche hecha con soja no transgénica. 


3. Leche de coco:


Esta es otra de las leches que uso frecuentemente porque es muy fácil de hacer y porque su sabor también me gusta mucho. Es una opción que es baja en proteínas e hidratos de carbono, pero que contiene alto contenido de grasas. Si bien estas grasas son saturadas en su mayoría, se relacionan con el control de peso y la prevención de enfermedades neurodegenerativas por lo que es una grasa adecuada para el consumo diario (siempre sin exagerar en la cantidad). Es rica en vitaminas del grupo B y minerales como potasio, fósforo, selenio y cromo. 

4. Leche de arroz:

Es una leche que también es muy fácil de hacer, 
es una de las alternativas de más fácil digestión. Por otro lado, no aporta calcio ni proteínas y tiene bajas calorías. 

A pesar de ser baja en calorías, tiene un alto índice glicémico por su contenido de hidratos de carbono por lo que no es la más recomendada en casos de diabetes o sobrepeso.



5. Leche de avena:

Es una opción muy sabrosa y nutritiva. Presenta un sabor suave y ligeramente dulce y es bastante similar en consistencia a la leche de vaca descremada. Tiene un alto contenido de hidratos de carbono y baja en grasas y proteínas. Aporta vitaminas del grupo B y minerales. 

Como desventaja, esta leche puede estar contaminada con gluten, por lo que no la deberían consumir celíacos ni personas con intolerancia a esta proteína.

Estas son las leches vegetales que considero más comunes en nuestro medio, por lo tanto accesibles y fáciles de conseguir, y que además me parecen super ricas. 

Así que te invito a que las pruebes e incluso porqué no las prepares vos mism@, ¡hay montones de recetas!. Anda probando, y descubriendo cuál te cae mejor y te gusta más, esa va a ser la que es ideal para vos.

¡Después me cuentan!

Nos leemos en una semana,

Naty
@natyblogger

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Solo aceptamos opiniones libres, gracias por participar!!!