21 de abril de 2017

Metalizado y ejemplos de Kim K de como no usarlo


El 2017 viene cargadito de brillo. Los metalizados abandonan el terreno de la noche y pasan a acompañarnos las 24 horas. Son el salvavidas para esos días de frío en los que sentís que te vestís siempre igual, porque el metalizado no pasa desapercibido. 


Dijo presente en casi todas las pasarelas internacionales, destacando los zapatos de Chanel y Balenciaga. El favorito indiscutido es el plateado pero también se va a llevar el oro, rojo y cobre. 








Si ya estás pensando en tus compras de Moweek el metalizado es una gran inversión porque lo vas a usar todo el año. 





Debido a su carácter protagonista la manera más fácil de llevarlo es en accesorios. Instagram, Pinterest y revistas se vieron inundados con looks de chicas llevando botas metalizadas plateadas. La apuesta más segura es un bolso, del tamaño y diseño que prefieras. 




A ver si alguna se anima con las bikers que quedan preciosas y le dan una vuelta a la clásica chaqueta de cuero. 




Pero como da un poquito de miedo les dejo algunos ejemplos de cómo NO llevarlo. Y por supuesto no podía ser de otra forma que de la mano de nuestra amada Kim. Parece que todavía no aprendió que no todo lo que brilla es oro. 

Parecer una bola de disco 

A la hora de comprar evalúa, si la pieza parece parte de un disfraz de carnaval probablemente no sea la mejor opción para llevar a la oficina. 

Versión Guerrero espacial

Cuando del metalizado se trata, menos es más. Empieza por incorporar un detalle y si te resulta después podés arriesgar un poco más. Mangas, tajo, wet hair, ear cuff, brillo...Kim destinada al fracaso. 

Sea lo que sea esto, no lo hagas 

Ante todo, sutileza y criterio por favor. 


Xoxo desde Barcelona

Vale



@v_forvalentine

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Solo aceptamos opiniones libres, gracias por participar!!!