25 de agosto de 2016

#BIZARROLIFESTYLE 7 PREGUNTAS TE PUEDEN HACER RENUNCIAR A TU TRABAJO PARA VIAJAR POR EL MUNDO

#BIZARROLIFESTYLE
«He tenido muchas preocupaciones a lo largo de mi vida, muchas de las cuáles nunca sucedieron» — Mark Twain

¿Hay algo que hayas estado pensando hacer durante mucho tiempo pero aún no te hayas animado?

Quizás dejar tu trabajo para comenzar un largo viaje alrededor del mundo, quizás comenzar ese nuevo emprendimiento, quizás comprar un terreno en el bosque y hacer tu propia casa…quizás éste sea el antídoto.

Responde cada una de éstas preguntas en una hoja aparte, tómate tu tiempo, reflexiona sobre cada una de ellas, no edites nada, deja que el “brain-vomit” manche la hoja y sácate a ese bicho de adentro mi hermano/a.



1. Definir tu pesadilla


¿Qué es lo peor que podría pasar si decidieras hacer lo que vienes postergando hacer? ¿Cuáles serían las consecuencias? ¿Qué tan malo sería? ¿Sería el final de tu vida? ¿Cuál sería el impacto permanente? ¿Sería realmente permanente?

Visualizalo, abrázalo, acarícialo, míralo a los ojos y bésalo y susúrrale al oído.


2. ¿Como lo arreglarías?

¿Qué pasos tomarías si tuvieras que volver todo para atrás aunque sea de manera temporal? Es probable no sea tan difícil como creías. ¿Qué harías para recuperar el control?



3. ¿Cuáles serían los resultados positivos si lo que haces te sale bien?

Ahora que has definido el peor escenario posible, ¿cuáles serían los resultados más probables? ¿Cuáles serían los beneficios temporales y pemanentes?

¿En una escala del uno al diez, cuál sería el impacto de estos? ¿Qué tan probable es que puedas producir al menos un solo resultado de ellos moderadamente positivo? ¿Hay alguien menos inteligente que vos que lo haya logrado antes haya logrado salirse con la suya?



4. ¿Si fueras despedido hoy de tu trabajo, que harías para poner tus finanzas bajo control?

¿Si fueras despedido o renunciaras a tu trabajo para “testear” otras opciones, cómo podrías hacer para volver y retomar tu carrera si tuvieras que hacerlo sí o sí?



5. ¿Qué es lo que estás evitando a causa del miedo?

Por lo general, lo que más miedo nos dá es lo que más estamos necesitando hacer. Es el miedo a lo desconocido, por lo general, no es más que miedo al miedo. Adopta el hábito de todos los días hacer algo que te de miedo y atemorice.



6. ¿Cuanto te esta costando posponer entrar en acción?


¿Ya sea financiera, emocional, o físicamente, qué precio estás pagando por postergar hacerlo que tu destino te está pidiendo a gritos hacer? ¿Puedes darte el lujo? ¿De aquí a un año, en donde estarás si no persigues aquello que te excita e ilusiona? ¿Y en 5? ¿Y en 10?

¿Cómo te sentirás habiendo permitido que una circunstancia te tome de rehén y hayas dejado pasar otros diez años más de tu limitada vida haciendo lo que sabes que no te llena?

¿Cuál es el costo de eso?



7. ¿Que estás esperando?


¿Qué es lo que te está deteniendo? Si la respuesta es “Justo ahora no es un buen momento” te está pasando lo que le está pasando al resto del mundo, tienes miedo.

Cuantifica el costo de la inacción, reconoce la baja probabilidad de que algunos escenarios se den, evalúa la reparabilidad de los pasos equivocados, desarrolla el hábito de enfrentar tus miedos y salir de tu zona de confort, ¡tu destino está esperando!





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Solo aceptamos opiniones libres, gracias por participar!!!