8 de diciembre de 2014

AMARNOS, ES LA CUESTIÓN


Hace unos días, cuando escribimos un post acerca de  "aceptarnos un poco como somos", llamado "Y la culpa es nuestra"  se  acercó una lectora para agradecernos por hablar de estos temas. Y Nosotras, le ofrecimos un espacio para que compartiera su experiencia con todas como mujer recuperada, como madre y como luchadora por una causa. Aquí y en sus palabras, como se vive la falta de amor propio, la mirada social y muchas ortas cosas que traen aparejados los trastornos alimenticios.

Desde los 3 años comencé ballet, me encantaba. Pero cuando comencé a crecer, el ballet por lo menos para mi era bastante exigente en todo sentido. Yo siempre fui y seré flaca por una cuestión genética. Pero no se podía comer casi nada haciendo ballet!!!. Y a quien no le gusta a los 14 años comer un alfajor??
Por suerte me sacaron y a esa edad  comenzó el drama, el caos, la lucha cuerpo a cuerpo con el espejo, con el afuera, con como me veía el otro a mi, con como hacer para hacerme invisible. Y me ponía capas de ropa para que mis formas no se vean. Pero claro la gente se burlaba y mas cuando no se sabe de tal adicción. Ya que es una adicción, porque no se puede parar de NO querer comer, y en algunos casos lo poco que se come luego se vomita.


Llegaba un momento que se tornaba lacerante para el alma escuchar: " que hueca", "es una frívola", " solo para que le digan que flaca es". Y nadie sabe que el dolor del auto flagelo viene de lugares y de zonas mucho pero mucho mas oscuras, profundas y dolorosas. Uno termina perdiendo la conciencia de lo que está haciendo. Ya que es algo normal no comer y si comes vomitas es algo que se vive en soledad. No es una adicción compartida como otras. Ésta te aisla, te deja sola, es cruel.
Muchas veces sentimos que en nuestra familia no nos " miran", solo nos ponen exigencias en el estudio, en estar impecables, exitosos, las mejores notas, los mejores novios, y la frustración de no poder con todo eso a mi me llevó a castigarme. Viendo en el espejo a alguien que no soy. A empezar a comer despacio, a sentir q si comía eso me hacia gorda, fea y culpable y por ende no cumplía con los mandatos familiares. Y al sentir que poco a poco me iba convirtiendo en un "hilo" me sentía bien, linda y que iba a llegar esa tan ansiada palmada en el hombro que por supuesto jamas llegaría...
No soportaba que me digan come! más me decían menos comía. Sentía que me querían hacer engordar. Y no les iba a dar el gusto. Me fui quedando sola... Pasaron años tuve trabajos increíbles, con excelente desempeño. Pero yo estaba sola, muy. Hasta que una amiga me dijo:" te gustan los niños" y ella sabía que me moría de amor por los bebes. Ahí! ese día hace pocos años atrás empezó mi camino hacia la libertad. Pedí ayuda, psicólogo, nutricionista. Y mucha pero mucha contención de la familia. Todos se culpaban unos a los otros de como no se habían dado cuenta. Yo creo que si se habían dado cuenta.. pero bueno... 
No voy a opinar de Aluba ni otros lugares porque solo puedo hablar de mi experiencia. Terapia de familia, individual, y poco a poco salir de ese lugar tan oscuro y doloroso para renacer. No tiene cura. Pero todos los días se puede. 
Solo por hoy estoy bien! Y así sucesivamente fueron pasando los días,meses, años. Soy mamá y estoy muy bien! Como 6 veces por día, me dí cuenta que soy bella por lo que tengo dentro. Y que todos tenemos derecho a ser ayudados y escuchados. Hace mucho tiempo sueño con tener un espacio, un galpón, lo que sea, para comenzar a formar un grupo sea Anorexicos Anónimos, o el nombre que sea! para que todos aquellos que pasan por esto tengan su grupo de auto ayuda. Creo que entre todos se puede. Creo que el poder hablar en grupo es muy sanador y se sale de esa soledad cruel. Creo que en Uruguay hay cada vez mas Anorexicos y Bulimicos. A todos nos gusta la moda y vernos lindos. Y la moda a veces es peligrosa.... depende como se maneje. Y de como uno la reciba por supuesto. Pero belleza = a amarse primero a uno mismo.


BF.
Ph: internet, redes sociales, etc...

LiLo y Nicole Richie, referentes de belleza


Kiera Kightley, la vemos como una diosa, pero esa delgadez es extrema

Rachel Zoe, ha sido cuestionada varias veces por su peso.







Mensaje que aparece en Tumblr cuando buscas la palabra "Anorexia"

17 comentarios:

  1. "No tiene cura"...
    Que verdad tan triste. Que dificil es salir. En este momento puedo decir que es imposible recuperarse, porque no hay dia, hora, momento en el que me siente frente a un plato de comida y no lo mire con culpa, no hay un segundo en que alguien me ofresca un simple caramelo y yo pueda dejar de pensar en cuantas calorias tiene, en cuantas ya comi, en que si lo como me voy a pasar de las 300 calorias diarias que eran mi meta. Si lo como se que voy a llorar toda la noche por eso. Es triste, es cruel, es desesperante.
    La satisfaccion que se siente cuando alguien te dice lo delgada que estas no compensa tanto sufrimiento. El placer de comprar ropa XS tampoco compensa el no poder compartir una comida con tu familia, el no poder comer lo que tu mamá te prepara con tanto amor. Los 42 kilos en la balanza no te hacen sentir mejor cuando ves la tristeza en los ojos de tu papá que no entiende que esto no es su culpa y que el no hizo nada mal, que esto no es su culpa.
    La anorexia arruina vidas y familias enteras, por eso solo le suplico de todo corazon a quien me lea que no caiga en dietas, que no escuche al que le diga que esta gorda o que flaca seria mas bonita. Intenten quererse como son por mas dificil que resulte. Yo todavia no lo consigo, pero desde el dolor constante les pido que no caigan.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si querés te puedo contactar con la chica que escribió esto. Ella quiere hablar contigo y capaz entre las dos consiguen algo bueno. Si te interesa mandame un mail a info@rubiamala.com.
      Besos,
      RM

      Eliminar
  2. Yo salí adelante. No estás sola. Pregúntale a la rubia mala y si podes eacribime por privado. Yo te voy a ayudar! Ok? Beso BF

    ResponderEliminar
  3. Respuestas
    1. Mas horrible es ser hueca como vos, PELOTUDA

      Eliminar
  4. Excelente post. La moda es muy exigente y todas las chicas queremos llegar a la perfección, algo a lo que nunca vamos a llegar y por ende nunca vamos a estar conformes con nuestro cuerpo. Aprender a quererse y aceptarse es lo más díficil. Hay que saber valorar lo que tenemos y proporcionalizar los problemas. Vamo arriba que se puede.

    ResponderEliminar
  5. Ya que no podemos cambiar los estereotipos de belleza que imponen las grandes corporaciones, podemos hacer grandes cambios en el día a día con pequeñas acciones, como no criticar a la chica que está al lado nuestro en la playa por tener algún rollito de mas. Nosotras somos las primeras en derribar nuestro propio autoestima. Aceptémonos a nosotras mismas para poder aceptar a los demás. Seamos amables entre nosotras. La unión hace la fuerza.

    ResponderEliminar
  6. Yo he tenido bulimia por casi 4 años, hoy cumpli un mes de dejar de vomitar, si se puede no hay dia en que luche por no hacerlo, pero ahi voy con mis ataques de ansiedad y con el problema de no querer aumentar de peso, si se puede! No estan solas.

    ResponderEliminar
  7. Que bueno q ya hace un mes que no vomitas!!!. Es poco a poco y si se puede! Creo q hablando del tema y sabiendo que no estás sola todo es mejor. Siempre juntos es todo más facil de llevar. Un beso grande . BF

    ResponderEliminar
  8. Es impresionante, pero pasa el tiempo y van apareciendo más amigas que me confiesas que sufren la anorexia, o la sufrieron mucho cuando adolescentes, y que tal como dice BF es algo que no se cura. Verlo como una adicción, aunque nos cueste por ser una "adicción al no", creo que ayuda a entender como se puede encarar mejor este problema, para ir pudiendo dejarlo y sentirnos más felices.
    Estoy de acuerdo con que cada vez pasa más en Uruguay, y también creo que tiene que ver con el crecimiento del mundo de la moda, y la penetración de las imágenes de moda, modelos, etc. Hace unos años, varios, quizás como 5 o 6, empecé a escuchar acá a la salida de los desfiles las críticas a que las modelos uruguayas eran "gordas", "flácidas". Y así, con esa mirada sobre el otro, y escuchando lo que se dice sobre quien supuestamente es el "modelo", es "como hay que ser", vamos pensando sobre nosotros mismos, sobre nuestro cuerpo. Si ella es gorda yo qué soy? Y ahí la carrera, entre todas, contra todas pero más contra una misma, de adelgazar y adelgazar y seguir adelgazando con cualquier medida.
    Luego, con el diseño independiente y el auge de las ferias, que atraían sobre todo adolescentes y a las más jóvenes, los talles (SIEMPRE chiquitos) tampoco ayudaban a integrar. Acá pueden acotar todo eso de que producir en Uruguay y las cantidades y los talles y etc.. No a lugar.
    Yo también lo viví, o algo similar. A mis veintipocos, pasé por lo que sentía o definía como una "fobia a la comida". Bajé muchos kilos en muy poco tiempo. No quería comer, me generaba mucha ansiedad la situación de sentarse en la mesa a comer, tenía que evitarla, pasé meses comiendo solamente cereales y pedacitos diminutos de pechuga de pollo. Y a veces ni eso, es impresionante como podés llegar a estar una semana sin comer. Y las mentiras que inventás para eso, a tu familia, a tus amigos, y tal como cuentan la soledad. Mirarse, pesarse, medirse todos los días. Una obsesión. Recuerdo que se me hacían moretones en las rodillas cuando dormía de costado por chocar un hueso con el otro. Y el dolor en la columna cuando me sentaba en superficies duras, también por el choque.
    A mí siempre me había encantado comer. Muy dulcera, mis preferidos los alfajores. Me encantaban las cenas grandes en familia, la sobremesa, todo lo que eso trae. Y me lo empecé a perder. Y no podía pensar que a mi me estuviera pasando eso.
    Hasta que un día vi el jean que usaba siempre en ese tiempo y pensé "qué chiquito que es". Me quedaba flojo. Y empezó esa otra obsesión: sentirme gorda. Verme gorda. Querer adelgazar más. Algunas veces mi madre tuvo que llamar al médico porque llegaba a desmayarme, o incluso a deshidratarme por ni siquiera querer tomar agua. No quería ingerir nada.
    Cuando mi madre se dio cuenta de todo esto, o terminó por caer en la cuenta, fue ESENCIAL. Empezó a fijarse que comiera, a prepararme de a poco esos platos con lo único que iba a comer, la pechuga de pollo, luego le agregaba arroz, pero no podía salir de esa.
    Entonces pedí ayuda a una psiquiatra. Le conté, así: no como. No puedo comer. No quiero comer. No puedo ni pensar en comer sin que me den ganas de vomitar.
    Nunca me produje el vómito, pero sí una vez después de no comer como por tres o cuatro días, cuando mi madre me dio un vaso de agua y UNA galleta maría, le di un mordisco, mínimo, tomé un trago, y sentí tanto asco que tuve que salir corriendo a vomitar. A vomitar esa nada, fluidos del estómago.

    (sigue...)

    ResponderEliminar
  9. Contarlo a una amiga me ayudó a verme un poco. Le mandé un sms un día "me siento gorda". Y ella me contestó muy bien, que no podía ser, que estaba escuálida, que tenía que pedir ayuda si seguía así. Es que yo no era "una persona a la que le pasaban esas cosas". Tal cual como cuenta BF en la nota que le decían, me parecía algo de superficiales, de tontas, yo siempre había tenido un cuerpo normal, acorde a la contextura de toda mi familia, me alimentaba sin culpas, si lo miro desde ahora sí te digo que quizás estaba un poco gorda, pero en ese momento no lo sentía, me sentía feliz y andaba con mi cuerpo para todos lados sin ningún complejo, usando la ropa que se me antojaba.
    Me cambió totalmente, como persona, como hija, como amiga. Dejar de compartir. Pensar todo el tiempo en que si comía me estaba metiendo en el cuerpo algo malo.
    Todavía me cuesta pensarme a mí en esa situación. Siento que fue otra persona la que lo vivió.
    Con mi psiquiatra lo hablamos, me sirvió mucho poder decir lo que me pasaba, sin definirme como "estoy anoréxica", todavía apenas lo hago. Sólo le contaba los hechos. Ella me escuchaba y dialogábamos sobre el tema. Creo que es muy sanador y el primer paso poder hablarlo.
    Luego me preguntaba por comidas que antes me gustaran, aunque en ese momento no sintiera ningún deseo. Me acuerdo que lo primero que le dije fue "un brownie". Me dijo bueno, para la semana que viene quiero que te comas un brownie. No voy a poder, fue lo primero que le dije. Y quedamos en que comería medio.
    Así, semana a semana, íbamos trabajándolo, que volviera el disfrute, que se fuera la culpa. Creo que hay mucho de castigo en esta enfermedad, y tenemos que ver por qué nos estamos castigando, por qué peleamos contra nosotras, nos privamos de disfrutar, vamos perdiendo la risa, o la alegría verdadera, por qué no podemos querernos. Es un trabajo profundo el que hay que hacer para salir, para dejar la adicción.
    Yo por suerte y gracias a mi familia, mi madre que me cuidó como a un bebé, y a la terapia, pude volver a comer bien, sano, recuperar peso, tener un cuerpo normal. No volví todavía a sentirme como antes de que todo esto pasara, por eso de que las adicciones no se curan. Es algo que se queda en algún lugar en tu cabeza, y tenemos que estar siempre atentas a no darle lugar. Y que siempre quien es más cercano a nosotros, nuestra familia, esté cerca, podamos confiar en ellos y mostrarnos como estamos, creo que son la primera alarma, los que se dan cuenta y en mi caso me frenan y me hacen abrir los ojos cuando me estoy enroscando de nuevo.
    (sigue...)

    ResponderEliminar
  10. Me ayuda mucho pensarlo en medida de ALEGRÍA. Pensar la alegría que tenía antes, cuando pesaba 15 kilos más, era libre, pensaba en mi cuerpo como cualquier persona hoy en día, porque es un tema instalado socialmente, pero no era una obsesión ni un secreto. Y pienso luego en la poca alegría que tuve siendo muy flaca, usando el talle más chico de jean, cuando el talle S me quedaba grande. No era feliz, no estaba contenta.
    Entonces pienso qué vale más? ser más flaca me va a hacer más feliz? más querida? más linda? ya tengo la evidencia de que NO!
    Fui menos feliz, perdí mi alegría característica, estuve más solitaria, aislada por mi misma, y viendo las fotos de ese tiempo, ciertamente no más linda: el cuerpo desproporcionado, la cabeza parecía que no se iba a sostener más en ese cuerpito, la cara chupada, la mirada triste.
    Esos ojos tristes que me dicen todo cuando me miro a mi misma años atrás.

    Y sí, después de que salimos tenemos que mantenernos fuertes, porque no van a faltar estímulos o malas influencias para volver a obsesionarnos, y más si consumimos todo el imaginario de moda, o nos dejamos tocar por los comentarios. Porque es algo que si bien nuestras personas cercanas nos pueden advertir, como decíamos, se gesta muy adentro, profundo, y se vive solo con uno mismo.

    Cuando pasaron un par de años de ya estar recuperada, que fue progresivo, me acuerdo de estar en un momento de mi vida en que me sentía genial, estaba haciendo lo que más me gusta hacer, venía de viajar y estudiar en institutos con los que siempre había soñado, venía radiante, llena de esa energía creativa y sanadora de hacer lo que uno ama y estar rodeado de eso.

    Y aunque volver a Uruguay muchas veces es duro, venía con muchas ideas, ganas, proyectos, material del que estaba orgullosa. Estaba orgullosa de mí. Y sí, durante el tiempo que estuve viviendo afuera subí varios kilos, sin dejar de tener un cuerpo que considero delgado, estaba muy lejos de ser el palito que había sido.

    Entonces, a los pocos días de llegar tuvo lugar la MoWeek. Fui sola. Me sentía linda. Me reencontré con gente querida, me saqué fotos contra paneles ploteados. Y entré al primer desfile, en el que sentada en la primera fila me ve una conocida, me saluda, me observa rápidamente y dice "vas a tener que hacer algo con esos muslos, parece que estuviste comiendo bien...".

    Sí, estuve comiendo bien y estuve siendo FELIZ.

    ResponderEliminar
  11. GRACIAS RUBIA MALA
    Por dar este espacio y tratar el tema! Se ve que somos varias las que necesitamos decir lo que vivimos o estamos viviendo. Gracias por abrir un lugar donde expresarnos.
    Las quiero mucho.

    ResponderEliminar
  12. Quiero que sepan que yo soy BF. La mujer que escribió el artículo. TODAS PUEDEN SALIR adelante. TODAS! Yo pude y pensé q me moría. Y hoy a los 40 años soy mamá, feliz y encaro a diario mi problema. Me gustaría que la que quiera. Me contacte a través de la Rubia Mala. Sin compromiso. Y yo encantada de reunirme con cada una de ustedes. Un beso . Y juntas hablando se sana. Y se puede. Besos BF

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. sí, gracias BF por compartir tu historia, y hacerlo públicamente, es muy bueno leer como alguien se sanó y ser disparador para que podamos compartir lo que sentimos, dejar salir, expresarlo con gente que vive cosas similares. gracias.

      Eliminar
  13. Magda m. Tu historia, mi historia es la de cientos de chicas y chicos. Yo vengo de cargos en grandes marcas donde yo no podía creer q me decian: " idola un talle 2 o 4 te cuelga"... si también me colgaba la soledad x todos lados... y 100% de acuerdo con vos. He habaldo con psiquiatras acá y en el exterior, psicólogos. Y si es una ADICCION AL 100%. NO VOY A PARAR HASTA TENER UN LUGAR como los tiene otras personas que sufren de otras adicciones. Cunado fui a la intendencia para ver si habia algun espacio, una funcuonaria me dijo es una enfermedad de "nenas bien" ....y parte de mi sanación es conter mis impulsos. A lo cual dije ok. Estoy sola en esto. Por eso pido x este medio, que si alguien se quiere sumar a ayudarme a buscar un sitio un garage, lo q sea para fundar, formar, crear, ANOREXICOS ANONIMOS, creo que estaríamos salvando gente. Y siempre digo... juntos se puede salir..
    X separado es mas duro y mas difícil. Un cálido abrazo
    BF

    ResponderEliminar
  14. Me rompe el alma y me da mucha impotencia saber que hay chicas que están en la misma situación en la que yo estaba hace unos años.
    Discrepando con BF, a pesar de su hermoso post el cual ayuda a muchas chicas, en mi caso particular no preferiría un grupo donde se cuenten anécdotas, yo fui a lugares como esos y lo único que sacas de esos grupos son ideas para seguir haciendo lo que estas haciendo. Creo creo que cuando estamos metidos en ese rollo es bastante difícil ponerse en el lugar del otro y pensar que lo que te esta diciendo puede llegar a pasar, que podes morir o que el dia de mañana no vas a poder tener hijos. El sentimiento de querer ser FLACA, escuálida, invisible y sobre todo perfecta (dentro de lo que en este mundo enfermo llamamos perfección) te gana, te gana hoy, mañana y pasado hasta que te des contra la pared.Por lo menos ese fue mi caso, de querer llegar a limites desconocidos ya que no quería nada mas, ni con la vida ni con nada ni nadie. No me importaba que el medico me dijera que iba a morir, por que en ese momento no se piensa con una cabeza saludable, ESTAN ENFERMAS, ESTAMOS enfermas y lamentablemente no es nada fácil salir de ello y lo que le digamos, de "estas muy flaquita, tenes que comer" es como un escuchar un coro de angeles cantando.
    Mentiras, llantos, puteada va puteada viene, corte va, corte viene. No pudiste saltear una comida y el masoquismo extremo viene a tu mente, queriendo sacar toda esa mierda que sentis que tenes adentro.
    Luego de esta sarta de disparatadas escritas no quiero que este post sea bajon
    Yo sali, luego de 5 años de sacar fuerza de nose donde, pude hacerlo. Claramente estamos todas de acuerdo de que no volvemos a ser las mismas, yo al menos tengo mis restricciones y algunas cosas no he incorporado, pero me alimento perfectamente. Como cuando hay que comer, no lo cuestiono. Claro que todos tenemos nuestros dias, "fa hoy estoy distorcionando" frase conocida por todas las psicologas me imagino, esos dias que te sentis un ballenato, un matambre arrollado pronto para la manzana y a servir en navidad. Pero se sale, se vive y se disfruta la vida.
    Solo queria compartir un poco de lo que es mi experiencia y dar un consejo a la persona que postio las ultimas fotos.
    Creo que habra sido la rubia mala, pero ni idea. LAS CHICAS QUE ESTAN EN PROCESO DE RECUPERACION O COMENZANDO no esta bueno que esten en contacto con ese tipo de fotos, ya que para ellas son modelos a seguir. Ellas ven eso como la perfeccion, no les parece asqueroso, ya que es lo mas parecido a algo muerto, a algo que casi ellas quieren estar.
    Espero que mi aporte sirva
    Saludos
    LA VIDA ES HERMOSA, BUSQUEMOS NUESTRA VOCACIÓN Y HAGAMOS LO QUE AMAMOS.
    SI YO PUDE, VOS TAMBIÉN.

    ResponderEliminar

Solo aceptamos opiniones libres, gracias por participar!!!