20 de junio de 2014

LA EVOLUCIÓN DE LOS CÁNONES ESTÉTICOS


Atendiendo el pedido de una lectora, a quién le pareció que el desarrollo de algunos temas era un poco pobre, es que vengo a explicar porqué es que estamos como estamos. Espero que este post resulte lo suficientemente exhaustivo como para explicar el fenómeno del este post en cuestión: EL PROBLEMA ES QUE NOS MIENTEN.
@rubiamala_


El Renacimiento, que abarca desde el 1400 hasta el siglo XVI, se ha caracterizado adorar a la mujer voluptuosa, de pieles muy pálidas y cabellos claros. Mujeres casi angelicales con formas reondeadas.
La era Victoriana ( 1837-10901)  tiene su nombre en honor a la Reina Victoria  y se caracteriza por una gran concientización del cuerpo femenino. Las mujeres marcaban sus cinturas con ajustadísimos corsets en pos de la estética. Las pieles claras seguían en boga pero los cuerpos empezaban a ser un poco más esbeltos.
En reacción a la ajustada corseteria de la era anterior, en los "locos años 20" las mujeres tendieron a esconder sus curvas, a adoptar una estética un tanto más masculina, donde los cuerpos se estandarizaron y los abdómenes parecían chatos.
Esta estética más masculina tenía un gran aliado que era el pelo, las melenas tipo bob y ondas al agua eran furor en aquel entonces, ya había olor a revolución femenina.
En las décadas del 30 y el 40 era todo Glamour. Vestidos sirena, referentes de estilo de Hollywood, audacia y seducción femenina. Ya no era tan sexy la piel tan pálida, el pelo se llevaba mas largo y la atención se centraba en brazos y piernas quienes ya se veían un poco trabajados.
La mitad del siglo se manifestó de una forma un poco conservadora, cánones estéticos definidos por referentes de estilo como Marylin Monroe o Grace Kelly. Mujeres femininas audaces y sexies. Melenas medias  y con rulos u ondas suaves hacían de los ruleros moneda corriente. Estas mujeres son pulposas, tienen las curvas bien definidas pero tonificadas. Con respecto a la piel, ya no se preocupan tanto por el tono sino más bien por que luzca perfecta. Las mujeres del 50 estaban entrenadas para cazar maridos adinerados, ser amas de casa y parecer barbies 24/7.
En los 60 muchas cosas pasaron, el nacimiento del movimiento Hippie por un lado, que proponía a una mujer con un aspecto mucho más descuidado, que evitaba el maquillaje. Pelo largo y natural y de espíritu libre.
Su contracara conservadora amparada en el swing, tenía un modelo claro, la chica estilo Twiggy. A diferencia de las chicas hippies estas eran fans del maquillaje y sobretodo de las pestañas postizas. Obsesionadas con un cuerpo ultra delgado  ya se empezaba a vislumbrar lo que es la mujer de hoy.
La predilección por la delgadez  de los años 60 se acrecentó en la década del 70. Las cabelleras se alargan y las ondas se suavizan. El corte de pelo en capas al mejor estilo Farrah Fawcett se volvió absolutamente mainstream e  invadió las calles.
Las prendas muestran cortes ajustados donde la mujer marca su delgada figura y la obsesión por las piles bronceadas se empieza a expandir cual pandemia. Auto-bronceantes y camas solares fueron el boom de la época.
Hombros grandes, peinados grandes y chicas materiales, creo que en esas palabras podríamos resumir la década de los 80. En una feroz competencia entre hombres y mujeres para ver quién tenía el pelo más grande nació una suerte de fanatismo por el fitness que consiguió varios adeptos rápidamente.
Las mujeres debían de ser delgadas pero con cuerpos tonificados, y fueron estas altas exigencias las que llevaron a despertar un gran número de trastornos alimenticios entre el género femenino. Algo que nos parece muy común hoy, no lo era hace apenas 20 años.
El grunge y el minimalismo se abrazan en una sola década, los 90. Los looks megaflacos como los que muestra Kate Moss introducían una onda andrógina que desembocó en una especie de tendencia minimalista; sobretodo en el maquillaje.
El grunge también estaba presente y una pseudomovida que hacía culto a la heroína como algo chic impuso el look demacrado. Hasta el día de hoy vemos rastros de esta tendencia y sobretodo en el mundo de la moda.

La mujer del 2000, la mujer post-post-moderna, el símbolo de la liberación femenina y de la elección. No existe una identidad definida porque cada uno elige lo que quiere libremente, ya no cree en los estereotipos impuestos y los cuestiona de forma permanente.
La búsqueda constante de la perfección nos lleva a lugares insospechados, el boom  de las cirugías estéticas hace que cada vez todas nos parezcamos más a alguien que no sé quién es- barbie empresaria?-. Y que mientras algunas pelean por encajar, otras pelean por sobresalir.



3 comentarios:

  1. ¡Muy buena recapitulación! Es muy loco pensar en cuanto cambiarán los canones en 50 años, ¿no?

    ResponderEliminar
  2. Me encanta esta entradaaa!!
    Amo la moda vintage y me han gustado las fotos y explicacion :)

    ResponderEliminar

Solo aceptamos opiniones libres, gracias por participar!!!